Ir al contenido

A “idos de mi casa” y “¿qué queréis con mi mujer?” no hay que responder.

No es posible dar replica a quien nos reconviene con derecho.

«
»